• Inicio
  • Bibliografía
  • 2020
  • Antecedentes de Masa Forestal y Disponibilidad la Relación Masa Forestal Hídrica en Chile y Disponibilidad Hídrica en Chile

Antecedentes de Masa Forestal y Disponibilidad la Relación Masa Forestal Hídrica en Chile y Disponibilidad Hídrica en Chile

“Volví a mi tierra verde y ya no estaba, ya no estaba la tierra, se había ido”… fueron las palabras que dedicó el gran poeta chileno Don Pablo Neruda en su Oda a la erosión en la provincia del Malleco. Dicha provincia está ubicada al sur de Chile, lugar en que alguna vez abundaron las precipitaciones y con ello los paisajes verdes. Sin embargo, el premio Nobel hace más de 50 años ya veía cómo los paisajes y las tierras iban tornándose cada vez más secos, cambiando del color verde a un color café árido. En la actualidad, gracias a políticas públicas visionarias y a un sentido cada vez más ambientalista de la población, se ha ido generando una restauración hidrológico-forestal de paisajes chilenos desertificados en la antigüedad. Así, es posible advertir vastas extensiones forestadas con plantaciones exóticas, pero también es posible visualizar la recuperación y el fortalecimiento de diversas áreas ocupadas por el bosque nativo al cual cantaba el poeta Neruda.

Por otro lado, la presión que existe hoy sobre los recursos hídricos en Chile, ha determinado que en diversas zonas se produzcan conflictos por el agua, dado que existen demandas mayores a las ofertas disponibles. Si a este escenario económico y social se agrega un segundo contexto relacionado con la variabilidad y el cambio climático, que se presenta en diversas escalas temporales y espaciales, se configura un escenario de mayor preocupación política, social y ambiental. Este hecho demanda que los científicos y técnicos entreguen respuestas concretas y basadas en evidencia empírica, que permitan dar a luz políticas públicas coherentes en lo social, productivas en lo económico y sustentables en lo ambiental.

En el contexto descrito, el rol de las masas forestales tiende a ser altamente cuestionado en diversos países, especialmente si se trata de plantaciones exóticas y ello porque se les relaciona con una menor disponibilidad de agua para otros usos. Sin embargo, si se trata de un clima mediterráneo como la mayoría del clima de Chile, que presenta las lluvias concentradas en invierno, período durante el cual la vegetación entra en latencia, entonces solo cabría esperar que la masa forestal tendiera a generar obstáculos y retención al paso del agua, favoreciendo procesos de infiltración y de recarga de acuíferos. Si se trata de climas donde las precipitaciones abundan en el período estival, período en el cual la vegetación boscosa se encuentra en plena producción de biomasa, entonces debería esperarse una disminución de los caudales circulantes por el consumo que la vegetación hace del agua caída.

No obstante lo anterior, las dos situaciones planteadas se estructuran en base a otras variables que es necesario analizar y considerar, como son, por ejemplo, el monto e intensidad de la lluvia, el tipo de suelo, la orografía del lugar y la altitud, entre otras. Es decir, las relaciones precipitación- escorrentía-vegetación se estructuran en una ecuación compleja que es necesario identificar en sus reales variables y en sus dimensiones físicas.

En función de lo señalado, es para mí un placer como Directora Regional para América Latina y el Caribe de la oficina regional de Unesco de Ciencia y Tecnología, pero también debo decirlo, como Ingeniera Forestal, el prologar este libro que da cuenta de las investigaciones realizadas por diversos académicos de las Universidades de Talca, de Chile, de Concepción y Austral, todas de la República de Chile, libro en el cual mediante 14 preguntas y respuestas, en un lenguaje técnico, pero también amigable con el lector, dan cuenta de sus propios resultados y los relacionan con los de otros investigadores en diversas partes del mundo. Asimismo, este libro se inscribe en uno de los productos del Grupo de Trabajo de Hidrología de Sistemas Forestales, Grupo del Programa Hidrológico Internacional de la Unesco, que ha iniciado su trabajo muy fuertemente desde Chile, y al cual invitamos a integrarse a otros países de América Latina y el Caribe. Esto, porque las masas forestales no solo tienen un rol fundamental para la mitigación en el largo plazo de los efectos del cambio climático, sino también por el rol que pueden y deben cumplir en el ciclo hidrológico y en los efectos positivos que generan dichas masas, en términos de sustentabilidad de ecosistemas y producción de agua de las cuencas.

categorias:

© AChBiom. Todos los derechos reservados. Desarrollado por EfectoVisual.